FOTO BIENVENIDOS

Bienvenido

El Estudio de Pilates Equium está ubicado en el centro de la ciudad. Un gran espacio diáfano, muy luminoso, bien equipado y con profesionales altamente cualificados que le ofrecerán una atención personalizada. Ya sea usted principiante o un deportista de élite, nuestro equipo programa las clases en función de su condición física para ayudarle a conseguir sus objetivos y mantenerle en plena forma.En Equium entendemos la práctica del pilates y otras terapias complementarias como una “terapia vital”, un trabajo para el cuerpo que fortalece la mente. Por esto nos parece importante, proporcionar un ambiente tranquilo y acogedor, en el que nuestros clientes encuentren el momento y el lugar adecuados para dedicarse un tiempo a sí mismos.

Servicios

  • Pilates:
    • - Clase demostrativa
    • - Sesiones Privadas
    • - Sesiones Semiprivadas
    • - Sesiones en grupos reducidos (4 personas)
    • - Sesiones de Suelo con Uds. de Pared (5 personas)
    • - Sesiones para embarazadas
  • Fisioterapia
  • Hatha Yoga
  • Reiki asociada a la Alianza Española de Reiki
  • Cursos y Talleres
logo

Nuestro Equipo

foto_elena

Elena López Quevedo

Directora del centro. Licenciada en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte
foto_joel

Joel Peña Ramírez

Graduado en Fisioterapia
foto_gema

Gema Díaz Pérez

Profesora de Pilates y Hatha Yoga

Testimonios de algunos de nuestros alumnos

Mi experiencia en el Estudio de Pilates Equium es muy positiva. Tras un post parto bastante duro, ha sido la mejor forma de recuperar mi suelo pélvico y mi alineación corporal. Estoy muy contenta con los avances que he conseguido en tan poco tiempo y con la profesionalidad de los profesores

— Laura, enfermera. 39 años.
Hace unos 10 años oí hablar de Pilates. Decidí apuntarme y pude comprobar como mi cuerpo, a pesar de la edad, ganaba en fuerza, resistencia, armonía y flexibilidad. Desde entonces no quise cambiar a ninguna otra disciplina. Pilates cumplía los objetivos que yo necesitaba. Ahora bien, como en todo ejercicio, es indispensable la constancia y paciencia para alcanzar las metas personales.
— Laila, jubilada. 79 años.
Llevo dos años practicando Pilates. Comencé reticente y pensando que no me iba a convencer, pues creía que poco iba a hacer… Estaba muy equivocada. Ha sido el complemento perfecto a otras actividades como el padel, correr,… Ha acabado con “mis dolores de espalda” consecuencia de mi profesión y de errores posturales y, sobretodo, he de destacar que ha estado presente en estos dos años hasta en mis últimas semanas de embarazo, permitiéndome mantenerme activa durante todo ese periodo y, principalmente, ayudándome a la recuperación de lo que ello supone. ¡Dos meses después de dar a luz, ya estaba de nuevo al pie del cañón! ¡Todo beneficios!.
— Débora, Maestra de Educación Infantil. 32 años.
Comencé a hacer Pilates buscando una actividad física que me ayudara a fortalecer la musculatura del hombro después de sufrir varias luxaciones. Tras las primeras clases quise dejarlo, ya que me era muy difícil coordinar todo lo que esta práctica requiere; respiración, correcciones posturales, "meter la barriga”, etc. Por insistencia de un compañero, para no ir solo, seguí asistiendo a clases y comencé a "engancharme al Pilates”. Encontrando una gran mejora en mi salud física, corrigiendo mi postura, reduciendo molestias de cuello, espalda, etc, como una mejora en mi salud mental, reduciendo así el estrés del trabajo.
— Efrén, Trabajador bancario, 39 años.
Llevo 5 meses en Equium y he de decir que mi experiencia es muy positiva. Es la primera vez que hago Pilates, y si tuviera que destacar algo acerca del servicio que recibo, es que aún estando en un grupo reducido con otras tres personas, la atención que recibo es muy personalizada. Mi profesora conoce mis limitaciones y adapta los ejercicios a mi nivel para poder realizarlos correctamente, siendo estos a la vez muy exigentes. Gema mi instructora, está continuamente atenta, corrigiéndome la postura, explicando lo que le conviene a mi espalda y lo que no, ya que padezco de un fuerte lumbago desde hace tiempo, y con el Pilates este va desapareciendo. Estoy muy contento ¡Pienso seguir!.
— Miguel Ángel, Profesor de secundaria. 53 años.